Make your own free website on Tripod.com

1. INTRODUCCIÓN

Los profesionales de las ciencias de la información han sido y continúan siendo lo que más acusan la intervención de las nuevas tecnologías en su labor diaria.

 El mercado de trabajo se ha ampliado con la utilización de la nueva tecnología, ya que permite crear servicios y productos de alto nivel de calidad,  de esta forma se amplían,  se renuevan y se  optimizan las distintas actividades y servicios que tenía el bibliotecario tradicional,  configurando  de esta forma una “nueva imagen” del profesional de la información, que estaría más acorde a estos nuevos tiempos.

Ante esta situación de cambio constante, el mercado exige, permanentemente nuevas capacidades a los egresados de estas carreras, capacidades que influyen directamente en la oferta y la demanda de trabajo del sector, y que por lo tanto, tienen consecuencias inmediatas en la formación y en la evaluación de los centros de estudios.

Los investigadores españoles J. Moreiro y M. Caridad (1998) opinan sobre la inserción laboral de los egresados ”como docentes universitarios consideramos que se desconocen aún gran parte de las relaciones existentes entre los centros de enseñanza superior y el mundo laboral. Si queremos saber como se van desarrollando los grupos profesionales de la información uno de los factores es ver como se van integrando en el marco laboral los titulados que produce la universidad. Lo que supone en versión reciproca, conocer que exigencias plantean los centros de trabajo a la preparación que se les da.

Por lo tanto Es una función social de la Universidad brindar los conocimientos adecuados para permitir  una inserción laboral en un mercado de trabajo cada vez más exigente.